jueves, 6 de marzo de 2014

Nocturno (Rafael Alberti)

NOCTURNO

Cuando tanto se sufre sin sueño y por la sangre
se escucha que transita solamente la rabia,
que en los tuétanos tiembla despabilado el odio
y en las médulas arde continua la venganza,
las palabras entonces no sirves: son palabras.

Balas, balas.

Manifiestos, artículos, comentarios, discursos,
humaredas perdidas, neblinas estampadas.
¡Qué dolor de papeles que ha de barrer el viento,
qué tristeza de tinta que ha de borrar el agua!

Balas, balas.

Ahora sufro lo pobre, lo mezquino, lo triste,
lo desgraciado y muerto que tiene una garganta 
cuando desde el abismo de su idioma quisiera
gritar lo que no puede por imposible, y calla.

Balas, balas.

Siento esta noche heridas de muerte las palabras.

De un momento a otro (1937)



1. Organización de las ideas.

     En su estructura externa, este poema de diecisiete versos de Rafael Alberti está dividido en tres estrofas desiguales cerradas por el estribillo "Balas. Balas" y por un verso final.

     En su estructura interna, el poema está organizado en tres partes que semejan la estructura clásica de los textos argumentativos, ya que en el fondo Rafael Alberti está arguyendo sobre el uso de la palabra en tiempos de guerra frente al uso de la violencia.

* Primera parte (estrofa 1ª y estribillo 1º, versos 1-6): El poeta señala el tema que trata en el poema y la tesis inicial: el odio, la rabia y la venganza hacen inútiles las palabras.

* Segunda parte (estrofas 2ª y 3ª, estribilllos 2 y 3): La tesis inicial dicha en la primera parte se ve reforzada por dos hechos o argumentos:
     1. Las palabras y los escritos de los políticos, los periodistas y los escritores son sustituidas por las armas.
     2. El poeta confiesa dolorosamente que le está pasando lo mismo.

* Tercera parte (verso final): Conclusión o tesis final: las palabras están heridas de muerte.

2. Tema.

     La inutilidad de las palabras en tiempos de guerra, donde "palabras" se refiere tanto a las propias de la lengua oral como a las de la lengua escrita.


 Resumen.

     Rafael Alberti, en este poema publicado durante Guerra Civil española, se la menta de que las palabras son sustituidas por las balas en situaciones extremas de rabia, de odio y de venganza. Las balas han reemplazado a las palabras de los políticos, los periodistas y los intelectuales; incluso el poeta mismo siente la oscuridad de la noche que a él las balas también le han sustituido el uso de la palabra.

3. Comentario crítico.

     Este poema de Rafael Alberti, autor perteneciente a la Generación del 27, refleja el evidente estado de desolación de un poeta que vio cómo los fusiles, los cañones y las bombas sustituyeron a los debates, los discursos, los libros..., porque como dice el poeta, en los momentos en que sólo existe violencia, odio y asesinatos las palabras están "heridas de muerte".

     En cierto modo esto es verdad, en las guerras a los ciudadanos que las sufren sólo les cabe elegir una posibilidad de acción: o combatir con las armas en uno de los bandos o actuar en provecho de las víctimas inocentes, refugiados y prisioneros como médicos, enfermeros, dando alimento, medicinas... , es decir, se opta por destruir o por construir. Los intelectuales y literatos de la época también usaban el poder de la palabra como mecanismo de cambio, de crítica y de búsqueda de salida a situaciones de crisis. Y a esto es a lo que se refiere precisamente Alberti, quien observa cómo la sociedad de su época se desmorona y ya ni las palabras siquiera sirven, como si las bombas también cayeran sobre ellas.

     Nuestra generación no ha vivido ninguna guerra, y, aunque sí hemos sido observadores mediáticos de muchas de ellas, no alcanzamos a imaginar la impotencia y el dolor ante la pérdida, no ya sólo de seres queridos sino también de modos de entender la sociedad y el mundo, es decir, la pérdida también de los ideales. 

     Hoy día somos testigos de la libertad de expresión y en esta odiosa situación de crisis son muchos los ciudadanos que han salido a la calle a pronunciar su PALABRA de queja, de lamento o de oposición, pero lo verdaderamente peculiar de nuestra sociedad es que esta libertad coincide con un descreimiento del poder de la palabra porque nada cambia, todo sigue igual, sólo se cree en el poder del dinero que lo corrompe todo. Algunos piensan que por este motivo, por este desencanto y por esta falta de fe en la  palabra,  conviven en las manifestaciones la queja pacífica y la destrucción violenta. Sin lugar a dudas, las crisis siempre suponen una puerta abierta a los radicalismos, en ocasiones por porte de vándalos, y a menudo provocados por la desesperación del que sufre necesidades básicas.

     Yo creo que es precisamente en estos tiempos díficiles donde más debemos dejarnos llevar por la razón y la inteligencia, y aunque seamos contundentes en nuestros planteamientos y críticas, debemos llevar por bandera la creencia en el poder de la palabra y en la no violencia. Son muchos lo que creyeron en la palabra en tiempos de singular dureza, como Gandhi, Luther King o el recientemente desaparecido Nelson Mandela, y ellos, sin lugar a dudas, han pasado a la historia como nuestros referentes, como faros luminosos de esperanza en el poder del amor y la reconciliación humanas.

     Son muchos los poetas y escritores españoles que con su obra también combatieron el sinsentido de una guerra que hizo que España se resquebrajara en dos, desde el poeta que nos ocupa, Alberti, pasando por los autores de su generación, hasta llegar al asesinato de Lorca como ejemplo de hasta dónde puede llegar la barbarie de una guerra que aplasta vidas, ideales, genios y palabras. Yo quiero terminar con un verso de Miguel Hernández, también víctima de la guerra, que desde la cárcel mantenía viva la esperanza:

"Tristes armas si no son las palabras, tristes, tristes..."

8 comentarios:

  1. Darte las gracias por tus palabras sobre este poema de Alberti, buscaba información para entender mejor su significado antes de cantarlo para un grupo de amigos, con la versión de este mismo poema por Paco Ibañez. :-)emilio

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias a ti por comentar. Perdona el retraso, si tienes tu interpretación cantada del poema me gustaría poder disfrutarla. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. yo le doy una nueva interpretación sobre todo a la estrofa que hace referéncia a Manifiestos, art....para mi es un pequeño homenaje a las modestas octavillas que en tiempos de la dictadura franquista se tiraban de madrugada.. y el final..siento heridas de muerte las palabras es la culminación de lo anterior.. yo la he usado en ocasiones como referéncia a estas acciones. Gracias por tu análisis.

    ResponderEliminar
  4. yo le doy una nueva interpretación sobre todo a la estrofa que hace referéncia a Manifiestos, art....para mi es un pequeño homenaje a las modestas octavillas que en tiempos de la dictadura franquista se tiraban de madrugada.. y el final..siento heridas de muerte las palabras es la culminación de lo anterior.. yo la he usado en ocasiones como referéncia a estas acciones. Gracias por tu análisis.

    ResponderEliminar
  5. yo le doy una nueva interpretación sobre todo a la estrofa que hace referéncia a Manifiestos, art....para mi es un pequeño homenaje a las modestas octavillas que en tiempos de la dictadura franquista se tiraban de madrugada.. y el final..siento heridas de muerte las palabras es la culminación de lo anterior.. yo la he usado en ocasiones como referéncia a estas acciones. Gracias por tu análisis.

    ResponderEliminar